jueves, 3 de noviembre de 2011

Que ver en Oviedo y alrededores

El turista que quiere conocer la ciudad debe hacer, necesariamente, dos trayectos. El primero, acercarse a la zona vieja de la ciudad, al barrio que se corona con la catedral gótica y con otros puntos de interés como  la Universidad, diversos templos, palacios, etc.

El otro recorrido de interés es el del extrarradio, con bellos paisajes, pueblos y monumentos prerrománicos de gran belleza y valor arquitectónico.

El casco histórico de Oviedo guarda un sabor decimonónico difícil de encontrar en otras ciudades españolas. La ciudad ha sabido ir recuperando edificios antiguos manteniendo su aspecto. Las calles peatonales, sin presencia de coches rematan el ambiente adecuado a esta bella ciudad.

Entre los lugares a visitar empezaríamos con su famosa Catedral de San Salvador, de estilo gótico inicial y barroco. Data del siglo IX y se eleva sobre los restos de una iglesia prerrománica destruida por los árabes. El Rey Alfonso II la hizo reconstruir y dedicar al mismo Santo y a los 12 apóstoles. Es de gran belleza y está muy bien restaurada. Interesante la visita a la Cámara Santa, la Cruz de los Ángeles, el Museo, el Cementerio de los Peregrinos, la Sala Capitular y el Claustro. 

La Catedral se levanta en la bella Plaza de la Catedral. Es el centro del casco antiguo. Delimitada por un conjunto de nobles edificios entre los que destaca la capilla de la Balesquida, del siglo XIII. A su izquierda, la Casa de los Llanes, edificio barroco del siglo XVIII, a su lado se levanta el Palacio de la Rúa o del Marqués de Santa Cruz, del S. XV, que es la edificación civil más antigua de la ciudad, gracias a que sobrevivió al incendio que en 1522 asoló Oviedo.

El Ayuntamiento es de estilo barroco y está al lado de la muralla medieval. El símbolo de la ciudad es el león de mármol ubicado en la puerta principal.

Hotel La Reconquista. Famoso por su belleza y por ser el hospedaje de las personalidades que acuden a los premios Príncipe de Asturias. De estilo barroco, construido por orden de Fernando VI en el siglo XVIII, fue el Hospital y Hospicio del Principado. Destaca la Capilla dedicada a la Virgen de Covadonga y el Patio de la Reina, en conmemoración a la visita de Isabel II.

Teatro Campoamor. Uno de los puntos más conocidos de la ciudad por ser el lugar de entrega de los premios Príncipe de Asturias. De estilo neoclásico, se inauguró en 1892.
Mercado y Plaza del Fontán. Bonita plaza porticada. Fue construida en 1792 como mercado público y aún hoy se utiliza con esos fines.

La Muralla. De origen medieval, sus 1,4 Km. rodeaban la ciudad. Hoy en día sólo quedan tramos sueltos a lo largo de la ciudad. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico.

Campo de San Francisco. Es el gran parque público y el principal pulmón verde de la capital de Asturias. Situado en pleno centro de Oviedo. Otro bonito parque es el  Campillín. Jardínes de tipo inglés, con una enorme extensión de flores y césped.

Iglesia de San Isidoro el Real. Frente al Ayuntamiento, es de estilo clasicista con elementos barrocos. De gran belleza en su interior aunque sea su exterior bastante sobrio. Fue  declarada Monumento Histórico-Artístico.
Iglesia de San Julián de los Prados. Construida por orden del rey Alfonso II, es el templo prerrománico más grande de España. Fue declarado por la UNESCO Monumento Patrimonio de la Humanidad y también es Monumento Nacional.

 
Convento de Santo Domingo. Actualmente es el Colegio de los Dominicos. Destaca su Iglesia, que fue declarada Monumento Nacional. Tiene una mezcla de estilos: barroco, plateresco, gótico, neoclásico. Destacan también: el retablo y la Capilla de Ntra. Sra. del Rosario, así como el retablo barroco de la capilla del Nazareno.
Capilla de Nuestra Sra. del Rey Casto. Fue construida en el siglo XVIII, sobre los restos de la basílica prerromana de Santa María, que era del siglo IX. Es la capilla panteón de los Reyes Asturianos.
Palacio Regional. De estilo neo-francés. Lo más destacable está en el interior: su escalera, muebles y objetos decorativos son de gran belleza. Destaca el salón de sesiones del parlamento regional.
Palacio de Toreno o de Mallena. De estilo barroco. Destaca su fachada asimétrica y original, construida de sillares, su portada con columnas y su patio interior con columnas de estilo toscano. Fue declarado Monumento Histórico-Artístico.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada